Objetivos

Tengo una serie de ópticas y esto es lo que opino sobre ellas. Mis comentarios son completamente personales y totalmente subjetivos. Además cada ejemplar es, o al menos puede ser, diferente de los otros y yo sólo opino en base a los que poseo.

Para equilibrar mi opinión aconsejo la lectura de las revisiones de Photozone que me parecen muy certeras en general, así como la puntuación, sobre 5, que Bjørn Rørslett da en su web.


Focales Fijas

Nikkor 20 2,8 AIS 4,5

Siendo esta focal mi clara favorita en formato APS-C, me resultaba lógico completar mis lentes AIS con este objetivo. No lo he probado todavía, pero creo que será muy parecido al AF aunque preveo un aumento ligero de su calidad al ahorrarse la complejidad del enfoque automático.

Nikkor 20 2,8D AF 4

No sé bien por qué este angular ha sido uno de mis claros favoritos durante mucho tiempo, sólo destronado temporalmente por el 12-24. En formato APS no es un angular extremo, pero va muy bien para paisajes y foto general, nítido y ligero. Con un anillo reductor a rosca de 52 mm. lo he usado con mis filtros de ese tamaño, IR, degradado, etc. Su aberración geométrica en forma de bigote hace imprescindible su corrección (yo uso PTLens). Lo recomiendo, usado, si se encuentra una buena oportunidad y la D no le hace ninguna falta, como a todos los de esta página a excepción quizá del 105 Micro para su uso como tal con flash.

Nikkor 24 2,8D AF

Es una lente famosa en Nikon, pero yo la he usado muy poco, más bien me he forzado a usarla como sustituta del 35 mm que muchos fotógrafos han usado como único objetivo. A mi me parece que la perspectiva de angular lo limita mucho en este uso, dejándolo reducido al paisaje medio o a los retratos de grupos numerosos. Prescindible.

Nikkor 28 2,8D AF 2-3

Su virtud es que es económico, mucho de segunda mano. Pero su calidad no es extraordinaria. Le ocurre lo mismo que al 24 con la perspectiva y por tanto, es más prescindible todavía. Su hermano mayor, el 1,4 estaría en mi arsenal si no fuera tan extremadamente caro y buscado.

Nikkor PC 28 3,5 AIS 3,5-4

A mi me parece un prodigio de la técnica. Es como tener una cámara de fuelle dentro de un objetivo y da gusto corregir las perspectivas arquitectónicas con tanta facilidad. Al ser manual, choca un poco tener que volver a los tiempos remotos en que todo estaba en las manos del fotógrafo. Sin embargo, con la D2x es posible la exposición automática. Tiene una utilidad notable para las fotos panorámicas. Sin embargo un objetivo "de especialidad" como este no es en absoluto necesario, aunque me gusta mucho su calidad óptica, incluso para usarlo de forma general.

Nikkor 28 2,8 AIS 5

Esta es otra pequeña maravilla de las que se perdieron con el enfoque automático. Es mucho mejor que su sucesor AF. Es muy nítido en todas las aperturas incluso a 2,8. Poder usarlo como objetivo único en una cámara con sensor de formato 35 mm. es un sueño que todavía Nikon no puede satisfacer.

Nikkor 35 2D AF

Este es más práctico. Es algo más luminoso y su perspectiva de angular no es muy pronunciada, con lo que sí puede usarse como objetivo único con un razonable ángulo de cobertura para foto urbana y social, aunque a mi me parece una focal un poco larga; siendo muy discreto por su pequeño tamaño. Recomendable.

Nikkor 35 1,4 AIS 5

En los años anteriores al enfoque automático fué el objetivo estrella de los periodistas gráficos. El último precio del producto nuevo que he visto es de 1.200 USD. Yo no lo pagaría porque si bien es cierto que puede hacer fotos a 1,4, son de una calidad francamente mala, de lo peor que he visto a máxima apertura (dentro de lentes de calidad). A partir de 2 ya funciona bien, y lo hace hasta 16. Pero en ninguna apertura es un superobjetivo. Simplemente cumple.

Nikkor 50 2 H 4-5

Lo he comprado también junto con una cámara de colección. No lo he probado todavía, pero parece ser una de esas lentes modestas con una excelente calidad.

Nikkor 50 1,8 AIS 5

Lo he comprado baratísimo junto con una cámara de colección. No lo he probado todavía, pero espero cosas buenas de él.

Nikkor 50 1,8 AF 4,5

Empezaré por el final: Imprescindible. Tiene una calidad óptica extraordinaria y un precio ridículo. De entre las diferentes versiones, yo prefiero la vieja con el anillo de enfoque estrecho, está mejor construido, más robusto y para mi gusto es ligeramente mejor que el actual D. Sin embargo, a esta focal le encuentro poca utilidad. Dicen que es la focal ideal en formato APS para retratos, pero yo difiero de esa opinión. Mi gusto va para focales más largas, como ha sido siempre y luego algún pasito atrás si es necesario.

Nikkor 50 1,4 AF 5

Tiene una calidad óptica comparable al anterior, con la ventaja de ser 2/3 de diafragma más luminoso; pero a f 1,4 hay pocas fotos por la reducida profundidad de campo. Las versiones fabricadas en Japón superan a las actuales de China. Existiendo el 1,8, este es prescindible salvo que se le de mucha importancia al bokeh que en este me gusta un poco más que en el 1,8.

Nikkor 50 1,2 AIS 4,5

Es de reciente adquisción, pero en una primera toma de contacto me ha sorprendido su calidad óptica a partir de f/2,8 y lo bien que se maneja con la D2x, que incluso admite el modo "program" que simula una prioridad a la abertura. No creo que sea muy útil a f/1,2 porque es blando de imagen y la profundidad de campo prácticamente nula, pero le auguro grandes fotos a partir de f/2,8. La pena es que sea un 50 mm. porque yo no le encuentro mucha gracia a esa distancia focal. Si fuera un 20 mm. creo que mataría por tenerlo. Ahora que Nikon ha dejado de fabricar los objetivos manuales, este tipo de lentes se ha convertido en objeto de coleccionista.

Nikkor 55 3,5 AI Micro

Este objetivo vino junto con una de las cámaras de segunda mano que compré. La saga de los 55 mm micro es muy extensa en Nikon. Este ejemplar es de los últimos f/3,5 que se fabricaron, en versión AI. No lo he probado todavía.

Nikkor 85 1,4D AF 5

Para mi gusto es una joya y el precio en el mercado de segunda mano es accesible con algo de esfuerzo. Me parece que tiene uno de los bokehs más bonitos de toda la gama Nikkor y una nitidez, incluso a f 1,4 apabullante. Eso sí, es grande, pesado y el enfoque, como todos los objetivos fijos que poseo, un poco lento para alguien que ha trabajado con los nuevos AF-S. Creo que es el ideal para retrato y para deportes de interior. Muy recomendable.

Nikkor 105 2,8D AF Micro 4

Creo que vale la pena resistir a la cuestión del precio y comprar este micro antes que el 60 mm, no porque éste sea malo, sino por la focal. En macrofotografía el 105 te permite alejarte algo más del objeto y como tele corto es muy adecuado para el retrato. El 200 f4 Micro tiene también muy buena fama, pero el mayor precio y sobre todo el mayor tamaño y peso, son sus inconvenientes. Hay buenos precios para el 105 en el mercado de usados. Es mi recomendación para macrofotografía en automático.

Nikkor 135 2 AF DC 4

Este es un poco una rareza, ya que dispone de un sistema que modifica la aberración cromática de las zonas desenfocadas, controlando el bokeh; y tanto delante como detrás de la zona enfocada. Yo reconozco no haberle sacado ningún partido a esa característica y me limito a usarla tal y como leí hace un tiempo en una web, sin embargo el objetivo me gusta, nítido y luminoso. Una focal útil también para retrato y deportes. Su hermano menor, el 105 DC tiene más fama que este, sin embargo por el precio de cualquiera de los dos, creo que son ambos prescindibles.

Nikkor 180 2,8D AF 5

Este tele es una joya por su calidad óptica y su ligereza. Su único inconveniente es su enfoque lento, no AF-S. Lo demás son todo maravillas. Hay bastantes en el mercado de segunda mano y el precio es accesible. Lo recomiendo a los que no tengan el 70-200 VR, porque excepto en el enfoque (el VR en muchas ocasiones no se puede aprovechar) es comparable o incluso mejor y, desde luego, mucho más discreto y ligero.

Nikkor 300 4 AF 4

Lo tengo porque no quiero gastar más dinero en teleobjetivos largos; de no ser así, haría un esfuerzo por el 2,8 AF-S II o saltaría al 400 2,8 que deben ser unas auténticas joyas. Este modelo se encuentra barato usado, tiene una buena calidad óptica, ausencia de aberraciones, buena rendición del color y sí, el enfoque es más lento que el caballo del malo, pero... Con la D2x, con la que puedo disparar a ISO 800 con un ruido aceptable, puedo trabajar con éxito en campos de fútbol por la noche; suficiente para mi porque a f4 es razonablemente nítido. Su ventaja estriba en que es relativamente ligero y su desventaja es que con un duplicador 2x (para naturaleza, por ejemplo) acaba siendo un f8 a máxima apertura y la calidad se resiente, aparecen aberraciones ópticas y cromáticas procedentes del duplicador y enfocar es un triunfo.


Objetivos zoom

Tradicionalmente se ha dicho que las focales fijas son de mejor calidad que los objetivos zoom. El tiempo ha demostrado que esto no es verdad, pero, si bien es cierto que existen objetivos fijos de altísima calidad a precio bajo (otros son carísimos), todos los zooms de alta calidad son de alto precio.

Nikkor 12-24 4D AF-S DX 3,5-5

Me resistí mucho a comprar esta lente ya que pensaba que nunca conseguiría utilizar angulares tan extremos y me parecía un riesgo comprar un objetivo DX (sólo para formato de sensor APS) a pesar de las afirmaciones de Nikon sobre el tamaño del sensor. Incluso probé exhaustivamente el Sigma 12-24 de formato completo, pero sus inconvenientes con el viñeteo y los filtros no me entusiasmaron.

Sin embargo, ahora no podría vivir sin él, aunque con el tiempo me he cansado de las deformaciones a focales cortas y para moverme alrededor de los 20 mm, me quedo con el fijo que es más pequeño. Se ajusta muy bien a mi gusto fotográfico, me encantan sus cielos azules, su relativamente poco peso y no me importa que sea DX, porque de hecho todas mis cámaras tienen un sensor APS. Ya veremos que nos tiene preparado el destino... De momento es imprescindible para mi y me atrevo a decir que para cualquier nikonista. Siempre lo llevo en el bolso, aunque lo use menos de lo que lo hice al principio, porque hay veces que lo necesito.

Nikkor 17-35 2,8D AF-S 5

Sinceramente estoy deseando que Nikon saque algún día una cámara digital full frame para volverlo a usar con más frecuencia. Es una joya, nítido, luminoso, rápido, poco propenso al deslumbramiento, de muy limitadas aberraciones pero actualmente estoy cediendo un paso de diafragma para disfrutar del ángulo de visión que debería tener con él. Hoy por hoy es prescindible pero deseable.

Nikkor 24-120 VR AF-S 3-4

Ha sido durante mucho tiempo mi compañero de viaje junto al inseparable 12-24. No es de una calidad excepcional, tiene aberraciones geométricas evidentes, también cromáticas. No muy nítido sobre todo más abierto que f8 y desgraciadamente poco luminoso, especialmente en la parte tele. Sí, tiene el estabilizador de imagen, pero su efecto se limita a sujetos fijos y no compensa totalmente la falta de una mayor luminosidad. Sin embargo es ligero, el enfoque es rápido y su rango de focales es imbatible. Recomendable como todo-uso a falta de conocer el nuevo 18-200 VR.

Nikkor 28-70 2,8D AF-S 5

Debería apodarlo "el tanque" porque es grande y pesado, pero tiene una calidad excepcional, luminoso y de enfoque rápido. Prácticamente no tiene aberraciones ópticas y su único problema es que el rango de focales es el ideal en 35 mm., pero demasiado largo para el APS. Sin embargo es el adecuado cuando la calidad es lo que prima. Deseable, porque su calidad se impone. Y se impone tanto que ha llegado a sustituir al 24-120 en los últimos viajes, a pesar del peso y el volumen.

Nikkor 70-200 2,8 VR AF-S 5

En mi opinión, y en la de muchos otros, este es otro de los imprescindibles de Nikon. Lo tiene todo bueno, muy bueno, al precio de su gran tamaño, su considerable peso y mucho dinero. Pero vale mucho la pena y forma un buen equipo con el duplicador 1,7x de Nikon (que no tengo) o con el 2x de Kenko aunque con alguna pérdida de calidad en este último caso.

Sigma 50-500 4-6,3 EX

Admito que no me gustan los objetivos Sigma, probablemente sin mucha razón, pero es así. Sin embargo este "bigma" me satisface a pesar de sus limitaciones. Los pros son que no hay nada en Nikon equivalente a este rango de focales, no es demasiado caro y es razonablemente nítido a partir de 200 mm. (donde se necesita). El color es típico de Sigma, pero no tan acusadamente amarillento como otros que he tenido o probado. Los contras principales son una mejorable construcción mecánica para el elevado peso, y una triste apertura máxima de 6,3 desde 200 a 500 mm. que obliga a montarlo en la cámara sólo los días de Sol radiante y a olvidarse de los multiplicadores de focal.

Última revisión: Junio 2009