Cámaras digitales

Hay muchas páginas en la red donde expertos, gurús y fotógrafos anónimos comentan y miden las características de sus equipos. Yo a veces lo hago en algunos foros, pero quiero dejar aquí algunos comentarios personales, muy subjetivos y nada científicos sobre lo que guardo en la bolsa.
Además este apartado sobre las cámaras digitales evoluciona a gran velocidad, así que imagino que tendré que revisar mis opiniones con frecuencia.

Nikon D2x

Para un aficionado como yo, esta cámara es una auténtica exageración. Mucho más de lo que me puede hacer falta nunca. Sin embargo, habiendo optado por Nikon y necesitando un segundo cuerpo durante el tiempo en que la Fuji S2 estuvo rota, no había otra elección salvo la de esperar, claro.

No lo hice y por eso compré en Canarias una de las primeras unidades que llegaron a España. No me molesta el tamaño y el peso de la cámara, al contrario me gusta y me ayuda mucho en mi fotografía su maravilloso sistema de enfoque, el cuidado con que mide la luz (aunque en lo referente al balance de blancos sufro la falta de entendimiento entre Adobe y Nikon) y los reductores de ruido por software.

De haber esperado, estoy seguro de que la nueva D200 -o incluso la D80- hubieran sido una elección más razonable por mi parte; pero estoy muy contento con esta cámara que ya pasó de los 22.000 disparos.

Ahora en Julio de 2006 tengo que añadir algo, incluso habiendo probado la D200. Ésta, así como la D70 y la S2Pro tienen un sensor CCD, mientras que la D2x lo tiene CMOS. No soy tan técnico como para dar explicaciones, pero si puedo decir que el "píxel" de la D2x (al igual que el de la Canon 5D) es un píxel "bonito", mientras que los de las otras, es un píxel "feo". Tanto noto esa diferencia que en mi próxima compra de un cuerpo digital, este factor tendrá mucho peso.

Nikon D70

Supuso para mi un paso atrás en ciertos aspectos como la falta de alojamiento para el disparador de cable o para el cable de sincronización de flash; pero un gran avance en cuanto a la nitidez del sensor, la ergonomía, el uso intenso de la electrónica y sobre todo el sistema de flash iTTL, sincronización a 1/500 incluido. Esto último tiene un precio alto y es la obligatoriedad de comprar uno de los nuevos flashes de Nikon: SB-800 o SB-600.

A pesar de compartir algunos sistemas con la F80 (que es la parte mecánica de la Fuji S2Pro), creo que mejora el rendimiento, especialmente en el enfoque. En la actualidad es mi segundo cuerpo y la uso poco, pero ya pasa de los 20.000 disparos y visitó el SAT por la rotura del disparador a los 11.000 disparos y 7 meses de uso. Fue perfectamente reparada en garantía por Finicon. También sufrió en el verano de 2006 el síndrome del led verde parpadeante, también reparado por Finicon en garantía. Me ha dado muchas satisfacciones y la sigo usando cuando quiero ir ligero de equipaje.

Fuji S2 Pro

Cuando la C5050Z me demostró que la fotografía digital era el futuro imperativo, no había una gran gama de cuerpos digitales reflex en el mercado. Un fotógrafo profesional me recomendó esta cámara alegando los 12 Mpx que podía obtener con ella. En realidad es una interpolación, de muy buena calidad, pero software al fin y al cabo. Luego descubrí los preciosos colores que la han hecho famosa y su capacidad para obtener unos estupendos ficheros en jpg sin tratamiento posterior. Yo creo que es una gran cámara para no pasar por el PS, ajustando la nitidez al máximo porque el filtro antialias es muy grueso.

A estas alturas de la partida, es un cuerpo claramente obsoleto, basado en la mecánica de la F80 que queda justa y en una electrónica anticuada que tiene una velocidad de procesado y transmisión de imágenes muy lento. Sin embargo me permite usar mis flashes antiguos SB-27 y SB-28.

Durante 14 meses he estado sin esta cámara. Tuve la mala suerte de comprar un ejemplar que perteneció a lo que después sería un lote defectuoso y a los 13 meses de uso y 10.000 disparos se murió el sensor. Pixmanía no atendió la reparación en garantía (en un caso de letra pequeña engañosa) y ni Fuji Francia ni Fuji España reconocieron el defecto generalizado hasta mucho tiempo después. Afortunadamente la razón se impuso y ahora tengo la cámara, pero le doy un uso muy reducido, casi me tengo que obligar a usarla.

Olympus C5050Z

En muchas ocasiones me he arrepentido de haberme gastado un dineral en esta cámara compacta, pero en aquellos días no había una reflex de ese precio ni yo estaba seguro de mi futuro fotográfico. Ahora estoy contento de tenerla porque salvo por el hecho de ser compacta, tiene todas las posibilidades de control de las DSLR y graba archivos RAW. Necesita pasar por el PTLens para corregir las aberraciones geométricas y cromáticas que su lente zoom tiene en abundancia y peca de falta de angular con su mínima focal de 35 mm. equivalentes. Pero es un buen todoterreno y la imagen es nítida y aunque el color tiende al magenta, es fácil de corregir en la misma cámara. Un buen compañero de viaje.

Panasonic Lumix FX-01

No la he usado mucho, pero tengo algún concepto claro. Es pequeña, cómoda y manejable. Tiene una buena pantalla y me alegro porque no tiene visor. No graba RAW pero no es tan lenta de disparo como la Olympus. La lente da lo mismo que sea Leica como que no, es una lente de compacta buena, pero no pasa de ahí. El estabilizador no se si funciona, pero a veces hay que desdramatizar y hacer alguna foto sin preocuparse por la "eternidad".

Microdrives

No son cámaras, pero forman parte de ellas. A pesar de ser acusados de frágiles, lentos y glotones de energía; desde que los descubrí no he usado otra cosa. Tengo de 6, 4 y 1 Gb, y siguen funcionando perfectamente, nunca he necesitado que fueran más rápidos y siempre llevo baterías de recambio. Soy un defensor de estos discos duros ya que me han permitido tener una gran capacidad de almacenamiento al mejor precio posible en cada momento. Todos son Hitachi-IBM.

Diciembre 2005
revisado Noviembre 2006 y Febrero 2007