F4 (1988-1996)

Como su nombre implica, la Nikon F4 fue la cuarta generación del sistema profesional Nikon. Fue interesante notar que Nikon cambió en esa época su nombre comercial de Nippon Kogapu a Nikon Corporation, de la misma forma que lo hizo con el logotipo corporativo). Conserva un diseño modular heredado de los anteriores cuerpos F de un sólo dígito. El autofoco se potenció con el módulo AM-200 al que siguieron un montón de prestaciones que incluían los visores intercambiables, un nuevo desarrollo de la pantalla de enfoque B-type BriteView suministrado de serie (intercambiable con otros 12 tipos), respaldos intercambiables MF-23 y MF-24 y otros avances como el horquillado automático de la exposición.

Además, ofrecía múltiples opciones para la alimentación eléctrica que sirvieron para diferenciar los diversos modelos, como la F4, F4s, F4e. Pero, sobre todo, la Nikon F4 fue un puente entre el autofoco y tuvo una imagen de robustez tradicional de los modelos de la serie F. Básicamente, conservó la esencia de lo mejor de las SLR manuales combinadas con las últimas tecnologías AF. El resultado fue un modelo de gran éxito comercial durante sus primeros años de vida, parte del cual debe agradecer a Canon, su máximo competidos, que en esa época cambió su tradicional montura FD por la nueva EF que hizo que todos los objetivos anteriores FD fueran incompatibles con las nuevas cámaras. Junto con la F801, la F4 es una de los mejores modelos Nikon SLR compatibles.

La Nikon F4 fue el segundo cuerpo profesional F en ofrecer autofoco tras la F3AF de 1983. Fuera del territorio Nikon, prácticamente todos los fabricantes de cámaras se enfrentaron con decisiones difíciles en sus respectivas aproximaciones al correcto camino en el diseño de cámaras autofoco como veremos más adelante.

La F4 se vendió muy bien, aunque en el periodo entre 1993 y 1996 sufrió las consecuencias de una importante apreciación del yen que permitió a los competidores acortar distancias. Tardó 8 años en renovar el modelo por la F5 mientras que Canon actualizó su EOS 1 a la EOS 1n en sólo 5 años. Curiosamente, la F4 fue el primer modelo profesional F en adoptar una cortinilla de accionamiento vertical para el obturador que le permitía una velocidad de obturación máxima de 1/8000 sec y una velocidad máxima de sincronización de 1/250 sec., la más rápida entre los modelos F. La F4 fue también la primera Nikon F que dependía de las baterías para funcionar y proporcionaba múltiples opciones de medición (matricial, puntual y ponderada al centro) y un amplio abanico de opciones de modo flash TTL. También fue la última Nikon F que tuvo diferentes versiones.

La época en que apareció la F4 fue de grandes cambios en le industria fotográfica. La transición desde la era de la mecánica Nikon F2 hasta la electrónica F3 proporciona una vía interesante para comparar directamente algunos propósitos originales de diseño de la planeada F3 por los diseñadores japoneses y la F3 realizada finalmente por un artista del diseño industrial occidental, la renombrada firma de diseño industrial Giugiaro Design, liderada por Giorgetto Giugiaro. Esa comparación reflejaba una aproximación conservadora oriental modernizada por el diseño occidental hacia un aspecto dinámico.

El aspecto exterior de la F3 fue muy refrescante cuando salió al mercado, propiciando un cambio en la imagen corporativa de Nikon simultáneamente. Su bello diseño aplicó la ciencia electrónica a un producto de imagen industrial proyectando una imagen más dinámica durante la entrada de la compañía en la era electrónica.

De hecho, la Nikon F3 es simplemente una SLR electrónica que fue diseñada para ofrecer fiabilidad más que simple belleza. Unos años después de su lanzamiento, cuando las marcas rivales habían mostrado sus modelos insignia (tales como la nueva Canon F1y las Olympus OM-3 y OM-4), Nikon sorprendió a todo el mundo con un salto cuantitativo en la tecnología de medición con la introducción de la primera medición multimodo con la Nikon FA (1983). Durante esa época, otro interesante desarrollo se centraba sobre un nuevo sistema de enfoque automático. Cuando Pentax desveló su primer prototipo de cuerpo AF, la Pentax ME-F, otros entraron en el campo de batalla. En un nuevo movimiento sorpresa, opuesto al lanzamiento de prototipos de modelos de entrada para testar el mercado, Nikon desveló un concepto de AF que funcionaba y que eligió a la Nikon F3 como soporte. La Nikon F3AF usó un concepto bastante diferente del de los otros porque vino acompañado por una serie de Nikkors AF, en los que en cada uno de ellos se había incorporado un micromotor para ocuparse del autofoco (la idea no se adoptó y Nikon prefirió volver a poner en la cámara los mecanismos de autofoco). Sin embargo, el panorama del mercado cambió cuando Minolta anunció su AF-Maxxum 7000 en Enero de 1985, que fue el primer cuerpo SLR del mundo con un sistema integrado de autofoco. Este nuevo sistema tuvo un impacto muy significativo sobre la compañía que abandonó la montura D-lense de enfoque manual con una montura completamente nueva, AF-lense, para el sistema de enfoque automático. Esta decisión tuvo un éxito tremendo y les catapultó hasta el puesto de conducción en la guerra por el AF.

Los grandes fabricantes de cámaras como Nikon y Canon digirieron la agresión/dominio del sistema AF Maxxum de Minolta de forma diferente. La primera respuesta de Canon fue la introducción de la montura FD-mount en la Canon T80 en Abril de 1984 y pronto decidieron desechar la idea porque el mayor fabricante mundial se dio cuenta de que una plataforma AF basada en el viejo sistema FD no traía ninguna ventaja. Pronto anunciaron un largo y penoso proceso de cambio de la gama completa de montura FD en favor de un nuevo concepto de Electro Optical System (EOS). Volviendo la vista atrás, a cuando las cosas empezaron, es muy interesante observar la forma en la que Nikon manejó la agresividad mostrada por los rivales. Extrañamente, a pesar del gran éxito del que disfrutó el sistema AF de Minolta, Nikon anunció que el futuro sistema AF conservaría la vieja montura F y así lo confirmó lanzando el primer cuerpo SLR AF, la Nikon F-501 (N2020 en USA) en 1985. La mayor consecuencia de esta decisión suponía el desarrollo de una vasta gama de lentes Nikkor AF necesarias para que la cámara manejara el autofoco. Esto, de hecho, tuvo dos implicaciones. Primero la decisión colectiva en Nikon de presentar un sistema de acoplamiento para el AF en la montura lo que significó que no habría un motor en la lente para ayudar al sistema de enfoque de la cámara (el exitoso sistema EOS tenía un diseño muy superior al disponer de las dos posibilidades, lentes con o sin motor de enfoque lo que permitió el desarrollo del USM (motores ultrasónicos) que proporcionan un funcionamiento más eficiente y silencioso. Por otra parte, la gran noticia para los fans de Nikon fue la completa compatibilidad de los objetivos Nikkor de enfoque manual (desde los Ai hacia adelante) con todos los cuerpos Nikon Slr AF que se lanzaron durante ese periodo, del mismo modo que se podían usar las lentes Nikkor AF con cuerpos MF Nikon Ai. Esta decisión tuvo una influencia a largo plazo que afectó tanto a por profesionales como a los consumidores en general. Por la otra parte, otros importantes fabricantes japoneses tomaron diferentes caminos para reaccionar frente a la aparición del AF. Olympus prefirió permanecer al margen sin reacción alguna mientras que Pentax siguió el camino de Nikon conservando su montura K para el nuevo sistema autofoco.

A pesar de la evidente confusión que existía en el mercado en esa época, el desarrollo de los cuerpos SLR Nikon no tuvo un respiro. A partir de un útil esfuerzo por parte de Nikormat ML Japan, una foto de un prototipo de la F4 podía sugerir el desarrollo que podía haber tenido la propuesta de la Nikon AF ya en los inicios de 1985. Con la excepción de la posición de la zapata de accesorios que todavía permanecía encima de la palanca de rebobinado, todos los otros elementos esenciales se colocaron en los cuerpos de producción de la F4 en la misma posición mostrada en el primer prototipo.

El segundo prototipo difirió tanto del primero que hizo pensar que Nikon hubiera usado consultores externos para el diseño de esta cámara. Aportaba mucho más diseño industrial que el anterior diseño de corte oriental, incluidos los signos de identidad del diseño de Giugiaro para la F3. Este último prototipo era de líneas más suaves, más estilizadas y redondeadas; usaba recubrimientos exteriores de goma en lugar de los anteriores en símil piel.

Además de mejoras en el diseño, la cámara proporcionaba nuevas prestaciones que son todavía comparables con muchos cuerpos Nikon modernos. Por encima de todo, la F4 se puede considerar como una cámara réflex relativamente fácil de usar y poseer. De hecho, las F4 que entraron en producción se pueden considerar las más bonitas reflex Nikon hechas jamás, no sólo por su aspecto agradable sino también porque eran una gran herramienta para captar imágenes.

Muchas de sus prestaciones operativas son verdaderamente funcionales para el usuario ayudándoles a una más rápida respuesta frente a sus situaciones fotográficas. Trajo una forma distintiva, texturas y posicionamiento de los principales controles muy adecuados para el fotógrafo y especialmente los usuarios de Nikon que tenían experiencia en manejar cuerpos autofoco con motor de arrastre encontraron todos los botones y controles en el lugar adecuado.

Fuente: leofoo - Photography in Malaysia
Traducción libre: AG